Conocer Egipto desde el Nilo

Una de las formas más originales y cómodas de poder realizar un viaje a las profundidades del Antiguo Egipto, es sin duda el conocerlo navegando por las aguas del Nilo. El cauce del río más largo de África es navegable en la mayor parte de sus tramos, aunque su caudal es muy variable y baña la mayoría de las zonas monumentales históricas, que utilizaban sus aguas como fuente de vida, transporte y comercio.

Cruceros por el Río Nilo en Egipto

Cruceros rio nilo

Los cruceros por el Nilo han estado de moda desde principios del siglo pasado, como lo atestiguan libros y películas; antes de la Segunda Guerra Mundial, era considerado el destino más chic y lujoso y nos basta con echar un ojo a autores tan populares como Agatha Christie, para hacernos una idea de lo que era un crucero por el Nilo en los años 30 (Ágata Christie, Muerte en el Nilo, 1937).

Actualmente la perspectiva del turismo ha cambiado bastante, y aunque sí se pueden hacer travesías lujosísimas, también se pueden disfrutar de viajes en barco por el Nilo a precios asequibles gracias a las numerosas ofertas de temporada. Pero lo primero es tener claro qué tipo de viaje queremos hacer, porque hay distintas opciones: hay travesías que se centran más en los recorridos históricos y en las rutas culturales, otros viajes están pensados para disfrutar del ocio a bordo mientras se realizan visitas puntuales y algunos están enfocados a la aventura, buscando destinos más recónditos y tipos de embarcaciones menos lujosas.

Pero cualquiera que sea nuestro viaje ideal, ya seamos simples turistas o apasionados por el Antiguo Egipto, el Nilo nos proporciona una forma muy confortable de conocer ciudades, monumentos, yacimientos arqueológicos y modos de vivir, ya que por tierra, la mayoría de las zonas más interesantes para visitar están bastante alejadas entre sí.

Las escalas más populares de los cruceros por el Nilo son la presa de Asuán, en cuyas proximidades encontramos varios yacimientos y templos como el Filae y Luxor, en cuya orilla occidental encontramos los famosísimos Valle de los Reyes y Valle de las Reinas y en la orilla opuesta está la ciudad y los templos de Karnak y Luxor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *